Corrida interesantísima de Santiago Domecq que ha mostrado muchas virtudes, de forma especial la casta que han desarrollado sus toros. Casta y,  algunos con la nobleza exquisita de lo que puede ser un toro de lidia. Sin duda, el primero y el segundo han sido dos toros de escándalo que han sido desperdiciados por sus lidiadores; vamos, como se decía antaño, se fueron sin torear o, lo que es peor, se les fueron a los toreros.